¿Haces dieta, te matas de hambre, vas al gimnasio pero no consigues adelgazar? Muchos piensan que estamos gordos porque comemos mucho, pero no es así. Sí, comer mucho engorda pero no es la única razón por la que engordamos, porque si así fuera, ¿qué hay de las personas que comen mucho y nunca engordan? A través de mi libro "¿Por qué estoy gorda?" explico las razones por las que engordamos y, no importa que tanta dieta hagamos o que tan poquito comamos, no logramos bajar de peso. Mi deseo es que primero entiendas por qué estas gorda para que entonces sepas cómo puedes adelgazar. Y tu, ¿Por qué estas gorda?

Cuando la depresión me ataca

jueves, 22 de abril de 2010

¿Qué hacer cuando estas tan deprimida que no quieres ni levantarte de la cama para no tener que verte en el espejo?

Por lo regular hago eso, no levantarme de la cama. Lamentablemente, mientras mas me hundo en mi estado depresivo, mas depresión me da y menos ganas de levantarme tengo. Hay días en que me gustaría no tener que trabajar. Ser una de esas personas que el gobierno mantiene (aquí en USA) para no verme obligada a salir a la calle.

ODIO cuando la ropa que me voy a poner me queda chica. ¿Cómo es posible si hace 3 meses me quedaba bien? Supongo que cuando adelgazo un poco me duermo y mis laureles y entonces engordo sin darme cuenta. Este fin de semana casi me muero de frustración porque los pantalones que me quería poner no me subían de las caderas. ¡De las caderas! No es que no me cerraba o el zipper no subía, el bendito pantalón ni siquiera subía hasta arriba. Estaba furiosa porque verdaderamente, sí he aumentado de peso pero no hasta el colmo de que un pantalón que me quedaba grande ahora no me suba.

En esas estaba, maldiciendo mi vida y la comida cuando recordé que la semana anterior había lavado el pantalón y, ¿qué creen? ¡La ropa se encoje cuando se lava! Bueno, no toda, pero al menos los pantalones jeans. Inmediatamente sentí un alivio recorrerme el cuerpo. O sea, que no estaba tan gorda; el pantalón se había achicado.

Decidida a ponerme el pantalón, me acosté en la cama y me lo subí como pude. Cuando me paré casi me veo negro por la falta de aire de lo apretado que estaba, pero caminé alrededor de la casa, me senté y me levanté un par de veces para que la tela del pantalón se extendiera y, ta-ra! Me lo dejé puesto.

Bueno, no es que me quedara super, a decir verdad me dividía la barriga como si tuviera un barrilito arriba y otro abajo, pero me puse una chaqueta holgada y no se notaban mucho las llantas que me sacaba el pantalón a los lados.

¡Ah! Con desgracias así cualquiera se deprime… Okay, tengo que volver a trabajar antes de que me descuenten del sueldo los minutos que paso bloqueando.

0 Que opinas?: